¿Se puede prevenir el cáncer de mama?

¿Se puede prevenir el cáncer de mama?

Desgraciadamente la respuesta es no. Ninguna persona está exenta de padecer cáncer de mama, ni por su edad ni por su género. Estudios recientes han demostrado que sí hay actividades que puedes realizar para disminuir el riesgo de desarrollarlo, aunque no al 100%. Verás que no son tan difíciles de incorporar a tu vida y que te ayudarán a gozar de buena salud y ánimo en general.

7 Consejos para disminuir los factores de riesgo

 1) Aliméntate sanamente

La alimentación juega un papel importante,egún el Memorial Sloan Kettering Cancer Center y el Instituto Mexicano del Seguro Social. Mantener una alimentación balanceada y rica en fibra ayuda a disminuir los riesgos de padecer cáncer de mama.

Algunos de los alimentos que recomiendan incorporar a la dieta son:  Verduras de hoja verde, coles, verduras coloridas y setas asiáticas (trata de consumirlas crudas en la medida de lo posible) ; frutas como el aguacate, uvas, papaya, cítricos, fresas y frutos del bosque; proteínas como huevo, carne magra o blanca, pescados ricos en omega 3 y carne orgánica; y granos enteros como arroz integral, quinoa y avena.

Para beber, inclínate por el agua natural o el té verde. En cuanto a los condimentos, utiliza aceite de olivo para cocinar e incorpora cúrcuma, soya y canela a tu dieta. 

Lo que debes evitar: ambas instituciones coinciden en moderar la ingesta de alcohol y disminuir el consumo de azúcares refinadas. También evitar el consumo de grasas y alimentos ahumados o muy procesados. Evita también saltarte comidas y espaciarlas de manera irregular.

2) Elimina el tabaco de tu vida

De acuerdo con un estudio publicado por el Instituto Nacional del Cáncer , el tabaquismo está vinculado a un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. Así que, mientras más te alejes del vicio de fumar, será mejor.

3) Haz ejercicio con regularidad y cuida tu peso

Practicar de 30 a 60 minutos diarios de ejercicio te ayudará a mantener tu cuerpo activo y oxigenado, así como a controlar tu peso para evitar la obesidad y el sobrepeso, ambos factores de riesgo de cáncer de mama.

Los deportes más recomendados para que practiques son: natación, danza, yoga, boxeo, atletismo o running y cilismo o spinning, ya que son los más completos porque con ellos trabajas todo tu cuerpo al mismo tiempo.

Pero si tu caso es que tienes poco tiempo, te recomiendo utilizar las escaleras en vez del ascensor, caminar o ir en bicicleta en trayectos cortos, o hacer aeróbicos durante 30 minutos al día.

4) Duerme lo suficiente y mejora tu calidad de sueño

Dormir poco está relacionado con la incidencia del cáncer de mama. Investigadores de la Universidad de Rochester en Nueva York, encontraron que cerca del 70% de las mujeres con esta enfermedad en Estados Unidos tiene problemas de sueño, siendo el insomnio uno de los más frecuentes.

En México, Reyes Haro Valencia, director del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño (IMMIS), ha indicado que un sueño poco reparador afecta al sistema inmunológico, propiciando la aparición de enfermedades, como el cáncer de mama.

Así que ya lo tienes: apégate a las normas de higiene del sueño y trata de dormir al menos 7 horas diarias, aunque lo recomendable es que sean 8.

5) Si eres mujer, dale pecho a tu bebé

Está demostrado que mejorar las cifras de lactancia materna en el mundo podría prevenir unas 20,000 muertes maternas por cáncer de mama al año, así que si eres o estás próxima a ser mamá, ¡dale pecho a tu bebé! Aunque no lo creas esta acción no solo lo protege a él, sino que te ayuda a disminuir el riesgo de padecer cáncer de mama. ¡Una razón más para estar a favor de la lactancia!

6) ¡No olvides tus exámenes!

Es muy importante que según tu edad, te realices periódicamente los exámenes correspondientes:

  • Autoexamen: 1 vez al mes a partir de tu primera regla o de los 20 años. Realízalo 8 días después de tu periodo o selecciona 1 día del mes si es que estás en la menopausia.
  • Ultrasonido mamario: 1 vez al año a partir de tu primera regla o de los 20 años. Es el examen que debes hacerte si eres menor de 40 años.
  • Mastografía: 1 vez al año si eres mayor de 40 años.

Si en tu familia existen antecedentes de cáncer de mama consulta con tu médico cada cuánto tiempo y a partir de qué edad  debes realizarte los exámenes de control y chequeo.

7) Consulta siempre a tu médico

Antes de empezar una nueva dieta o comenzar a realizar alguna actividad física es importante que acudas con un especialista, pues te ayudará a ajustar ambas a los requerimientos de tu cuerpo y a tu caso personal. Además de orientarte con temas como la alimentación o el ejercicio, tu médico también te orientará con los exámenes y las revisiones de rutina, así que no olvides comentarle cualquier cambio que notes en tus pechos.

¿Sabías que hay seguros que te cubren el Cáncer de Mamá? En SeguroInteligente.mx te ayudamos para que encuentres un plan médico de acuerdo a tus necesidades, para que tu salud siempre esté protegida.

SeguroInteligente.mx

Somos intermediarios de Seguros, con más de 25 años de experiencia, colaboramos con las mejores aseguradoras, para ofrecer una amplia variedad en productos, con tarifas competitivas.